Uso consciente de la tecnología: la próxima revolución digital

Durante las últimas dos décadas, hemos visto una revolución tecnológica impresionantemente poderosa. En solo 20 años mucha de la población mundial dependen de Internet para trabajar, socializar y divertirse durante la mayor parte del día. El movimiento ha sido desarrollar más tecnología, usar más tecnología e integrar la tecnología en más áreas de la vida.

Tecnología consciente

En su mayor parte, estos cambios han sido positivos. Los trabajadores son más productivos que nunca. Las personas pueden hablar con amigos y familiares a bajo costo, sin importar en qué parte del mundo se encuentren. Y, por supuesto, tenemos la oportunidad de buscar películas, programas de televisión e incluso memes que de otro modo nunca soñaríamos con ver.

Pero la próxima revolución digital puede tener más matices. En lugar de presionar por “más” tecnología, puede que sea el momento de reducir, al menos en algunos aspectos. Puede que sea el momento de iniciar una revolución en el uso “consciente” de la tecnología. Pero, ¿qué es este concepto exactamente y por qué es tan importante para nuestra salud, productividad e interacciones diarias?

Uso consciente de la tecnología

Puede asociar el término “consciente” con “meditación de atención plena”, y no está demasiado lejos. En caso de que no esté familiarizado, la meditación de atención plena es la práctica de la atención plena o prestar atención al momento presente. En el curso de la vida diaria, nuestra mente tiende a divagar; nos desplazamos entre una canción molesta pegada en la cabeza, una lista de compras, una discusión imaginaria con alguien que nos molestó antes y estímulos aleatorios en nuestro entorno, todo durante una importante reunión de trabajo. La atención plena nos anima a ser conscientes del presente, aunque solo sea en breves momentos fugaces entre estas distracciones competitivas.

El uso consciente de la tecnología sigue un principio similar. La idea es que nos afligen constantemente las distracciones tecnológicas y nos sentimos tentados a utilizar la tecnología con mucha más frecuencia de lo que se justifica, y mucho más de lo que es saludable.

Algunas personas han abogado por abandonar la tecnología por completo, como abandonar las redes sociales o el correo electrónico en favor de las llamadas telefónicas tradicionales. Pero el potencial de aumento de la productividad de la tecnología es demasiado poderoso para que esto sea un movimiento inteligente.

En cambio, nuestro objetivo debería ser ser más conscientes de cómo y cuándo usamos la tecnología, y solo usar la tecnología cuando nos beneficie.

Uso de tecnología no consciente

Quizás sea más fácil entender qué constituye el uso de la tecnología “consciente” cuando ilustramos el uso de la tecnología “no consciente”.

Un ejemplo perfecto de uso de la tecnología no consciente: perder tiempo en un feed de redes sociales de desplazamiento infinito. Facebook, Reddit, Twitter y docenas de otras plataformas sociales ahora utilizan un mecanismo conocido como “desplazamiento infinito”. Los usuarios pueden seguir descubriendo contenido nuevo sin cesar desplazándose, posiblemente para siempre. Casi todos hemos sido víctimas del desplazamiento sin sentido en algún momento, olvidando que estamos gastando tiempo haciendo esto y perdiéndonos en el consumo.

¿Cuánto tiempo estima que ha perdido en sus aventuras de desplazamiento?

Aquí hay otro ejemplo del uso no consciente de la tecnología. ¿Alguna vez te has aburrido por un momento, ya sea esperando en la fila o lidiando con una reunión innecesaria, y te has encontrado abriendo una aplicación en tu teléfono sin pensar en ello?.

En estos contextos, la tecnología funciona como una especie de redireccionamiento 301 para nuestras mentes . Seguimos automáticamente este patrón de comportamiento, incluso si no es bueno para nosotros. Y el hecho de que la mayoría de las aplicaciones digitales estén diseñadas específicamente para ser adictivas solo nos hace más vulnerables.

Todos los datos sobre las consecuencias del desplazamiento sin sentido son complejos:

  • Tiempo perdido. Para empezar, perdemos el tiempo. Pasamos demasiadas horas en aplicaciones que están destinadas a proporcionarnos entretenimiento temporal. 
  • Perdí atención y concentración. También perdemos nuestra atención y concentración. Si nos vemos obligados a abrir una aplicación y comenzar a desplazarnos cada vez que nos aburrimos, prácticamente no podemos prestar atención en la conversación o concentrarnos en nuestro trabajo más importante.
  • Malos hábitos. El uso inconsciente de la tecnología conduce a malos hábitos tecnológicos, que pueden seguirnos durante años si no se abordan. Por ejemplo, todos nos hemos condicionado a dejar lo que estamos haciendo y responder a las notificaciones cada vez que las recibimos, al menos en algún momento.
  • Problemas de salud mental. Algunas formas de uso de tecnología no consciente están asociadas con aflicciones de salud mental. Por ejemplo, los usuarios crónicos de redes sociales tienden a sentirse más solos, deprimidos y ansiosos.

Principios del uso consciente de la tecnología

El uso consciente de la tecnología suena genial. Pero también es un poco vago. Entonces, ¿cómo es el uso consciente de la tecnología? ¿Cómo podemos lograrlo?

Los principios del uso consciente de la tecnología incluyen:

  • El simple hecho de aprender más sobre los efectos de la tecnología puede convertirlo en un usuario de tecnología más consciente. Si sabe que una aplicación tiene el potencial de ser adictiva, se sentirá inclinado a usarla con menos frecuencia o en patrones menos repetibles. Si las afirmaciones que hace una aplicación de productividad son dudosas, considerará utilizar una alternativa.
  • El uso consciente de la tecnología también tiene que ver con el minimalismo. Eso no significa restringir el uso de la tecnología o usar la menor cantidad posible; en cambio, significa evitar el desperdicio de tecnología. Significa no usar más aplicaciones de las que puede manejar razonablemente y concentrarse en las herramientas tecnológicas que son más beneficiosas para usted.
  • Necesita ser transparente y consciente de sus propios hábitos si alguna vez va a mejorar. Es por eso que el uso consciente de la tecnología se centra en gran medida en la conciencia. Considere hacer un seguimiento de cuánto tiempo pasa en cada una de sus aplicaciones más populares y documentar los casos en los que siente que no tiene el control de su propio uso de la tecnología.
  • El uso consciente de la tecnología también requiere intención. No debería usar la tecnología porque sienta que debe hacerlo o porque es parte de sus hábitos o rutina; Debería optar activamente por utilizar la tecnología cuando le convenga.
  • El análisis es la puerta de entrada a la mejora en todos estos principios. Tienes que entender tus propios comportamientos, sentimientos y actitudes si vas a cambiarlos.

Cambiar los malos hábitos

Puede ser difícil cambiar un mal hábito, especialmente si ha estado profundamente arraigado y reforzado durante muchos años. Sin embargo, siempre hay tiempo para cambiar sus patrones de comportamiento.

Con el uso de la tecnología, la mayoría de nuestros patrones se basan en disparadores y/o repetición. Por ejemplo, cuando recibimos una notificación, miramos nuestro dispositivo; este es un disparador que fomenta una respuesta natural, y es demasiado común ahora que la mayoría de nosotros trabajamos de forma remota . Si el desencadenante continúa, es probable que su respuesta continúe.

Romper un mal hábito que depende de un gatillo requiere romper el gatillo de alguna manera. Idealmente, se desharía de las notificaciones por completo y solo verificaría sus canales de comunicación cuando realmente tenga la intención de hacerlo. Sin embargo, reducir o cambiar sus notificaciones también puede ayudar.

La repetición es otro problema. Si puede participar en la misma secuencia de acciones repetidamente, fácilmente desarrollará un hábito, lo quiera o no. Por ejemplo, puede tocar sin pensar una aplicación en su teléfono, sabiendo su ubicación con tanta familiaridad que ni siquiera tiene que mirarla.

Nuevamente, querrás romper el patrón. En este caso, eso podría significar mover la aplicación a una ubicación diferente en su teléfono inteligente, por lo que se verá obligado a pensar si realmente desea abrir la aplicación o si lo está haciendo sin pensar.

Hacia un futuro más consciente

Casi todo el mundo puede beneficiarse de practicar un uso más consciente de la tecnología. Es un desafío romper los malos hábitos y resistir la tendencia natural a participar en comportamientos alentados por la tecnología moderna. Sin embargo, es muy gratificante recuperar el control de su propia mente, salud y productividad.

Fuentes: readwrite

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: